Novedades

¡No la tires! Aprovecha la yerba mate para tus plantas

¿Sabías que podes fabricar abono orgánico con yerba mate? Además, ayudás a cuidar del Medio Ambiente.

La yerba mate que se utiliza para cebar ricos mates todos los días no tiene porqué ser un desperdicio. ¡Ahora puede ser transformada en compost!

El compost es un magnífico abono orgánico y natural que sirve para mejorar la tierra del jardín donde crecen plantas y arbustos y para alimentar las plantas de manera orgánica y saludable colaborando de ese modo al cuidado del Medio Ambiente.

¡Prepararlo es muy simple! Para ello se utilizan y aprovechan los residuos vegetales del jardín y del hogar, entonces se desperdicia menos basura y por ende, hay menos contaminación ambiental.

Para elaborar el compost en el hogar, expertos sugieren utilizar una maceta de cualquier tamaño, canasto plástico o destinar algún rincón del jardín para su fabricación. ¿Cómo preparar un composta e tu casa?, tomá nota de esta genial receta:

Ingredientes:

De la cocina: yerba mate usada, café y saquitos de té, cáscara de huevo, frutas, verduras y hortalizas trituradas o sus cáscaras(no usar cáscaras de cítricos), periódicos blanco y negro (no impresos en color),  tapones de corcho, papel de cocina y cenizas.  Se debe tratar de cortar los residuos en trozos pequeños.

Del jardín: Hojas caídas o de poda, restos del corte del césped, hortalizas inservibles y ramas trituradas.

¿Qué no debemos usar?

Restos de comida de carne, huesos y pescado ya que produce malos olores,  excrementos de animales domésticos, Restos de vegetales enfermos y cítricos.

¿Cómo se hace?

¡Más que fácil! Solo basta colocar en el pote plástico, en el de helado, en un recipiente tipo tupper o puede ser también en un rincón del jardín,  todos los restos mencionados anteriormente. (Yerba mate, café, cáscara de huevo, ramitas trituradas, etc)

Consejos para la preparación:

  • Mezclar en sucesivas capas material seco (hojas secas, papel cocina y diarios en blanco y negro) con “verde”, es decir, productos que tienen alto nivel de Hidrógeno (yerba mate, té y los restos de verduras, frutas, cáscara de huevo, etc) .
  • Agregar capas finas de tierra para acelerar el proceso.
  • Otra capa fina de cenizas de madera y harina de hueso para activar la descomposición ya que estos componentes la aceleran.
  • Humedecer con agua.
  • Revolver cada tanto para que la descomposición resulte homogénea
  • Si se nota un olor a podrido, significa que hay demasiada humedad. La solución es mezclar con materia seca y revolver.
  • Si el compostador está lleno de materia seca y fría, significa que falta humedad.  La solución será mezclar con restos de cocina verdes, húmedos y revolver.

¿Cuándo está listo?

Un compost está a punto cuando tiene un color marrón o negruzco, olor a bosque y una temperatura fría que indica que se ha terminado la actividad de descomposición microbiana.

¿Cuánto tiempo tarda en hacerse?

Pasados tres meses en clima cálido es muy probable que esté listo. Si es invierno puede que tarde unos cinco meses en estar a punto. Una vez que el compost está listo, se lo debe volcar en la maceta donde se tiene la planta, en el jardín junto a los cultivos, plantas o arbustos o utilizarlo para abonar tierra. En poco tiempo se ven los excelentes resultados y se habrá ayudado al medio ambiente.

Fuente: Suplemento mujeres – El Sol – Santa Ana CBSé

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*